Los amaneceres son más claros, la primavera trae claridad, felicidad, color, arte, belleza, cambios, calidez y amor.
¿Qué me trae a mi? Tristeza,  locura, carencia de creatividad y expresión, dolor, abandono, peleas inseguridad,  enfermedad, desilusión,  estancamiento y desesperación. No me sorprende con nada, estoy familiarizada con estos sentimientos,  pero lo que me me aterroriza es perder mi fe. Lo único que he tenido en mi vida, que me ha mantenido con fuerza y con ideales. Lo único que me ha salvado de la locura y la desesperación de desaparecer.
Mi fe se ha reflejado en la confianza ciega hacia un ser supremo, sus sirvientes y las personas que amo. ¿Qué más queda? ¿Yo?

Advertisements